FIESTA

FIESTA DE LA "VIRGEN DE LAS NIEVES" - CELEBRATION

La fiesta central de la ciudad se celebra en el mes de agosto, comenzando el dia 5 (dia central) y culminando el 9. La fiesta es en honor de la patrona del pueblo, la Vírgen de las Nieves, cuya festividad es precisamente el 5 de agosto en varias partes del mundo. Los preparativos comienzan desde el mes de julio, junto con las fiestas patrias del Perú (28 de julio) y se prolongan todo el mes de agosto.

Durante 3 días se realizan tardes taurinas (corridas de toros) en las cuales toreros locales y extranjeros, lidian toros bravos criados en la localidad y otros provenientes de conocidas ganaderías nacionales. La parte genuinamente religiosa, comprende un despliegue de actividades que movilizan a toda la población en las fiestas novenales (nueve días antes y nueve dias después del 5 de agosto, fecha central), los presentes de "milagros valiosos" (mantos, alhajas, implementos de culto, etc), las vísperas (castillos de juegos artificiales preparados por pirotécnicos llevados de Lima) y, la fiesta llamada "día", que es el 5 de agosto y que involucra variadas manifestaciones culturales (concursos literarios, conciertos, conferencias, etc) y festejos populares (danzas, coros, los "corneteros", los "saljas" o pastores de las punas y los "negritos").

HISTORIA - HISTORY

La fiesta a la Virgen María se remonta al siglo XVIII cuando la curia episcopal del Cuzco solicita a España una reproducción de la Virgen de las Nieves. La imagen de la Virgen llega al puerto de Chala en la costa del Pacífico e inicia su traslado por tierra hacia el Cuzco. No está del todo claro cómo llegó la devoción de la Vírgen, lo que se sabe es que la venerada imagen que se conserva en la iglesia principal del pueblo de Coracora, fue traida por un español de apellido Panizo, quien estaba encargado de trasladar la imagen al Cuzco (posiblemente a la ciudad de Tinta donde también se venera a la Virgen de las Nieves), pero fue sorprendido por una gran tormenta de nieve y para proteger la imagen, ordenó a sus esclavos que la colocaran en una cueva del nevado Pumahuiri, cercano a la ciudad de Coracora y en el camino al Cuzco. Cada vez que intentaban seguir el viaje, la tormenta de nieve se hacía más fuerte y la imagen más pesada, por eso Panizo y su séquito de sirvientes y esclavos negros, decidieron guardar a la Virgen y esperar hasta que terminara el temporal, pero algunos indígenas, pastores de llamas vieron a la Virgen en la cueva y consideraron el hecho como un milagro por lo cual la trasladaron al pueblo, increiblemente sin ningún problema. Panizo que estaba afectado por el reflejo de la nieve y casi ciego, consideró que de alguna forma había un designio divino y decidió seguir su camino al Cuzco dejando a la sagrada imagen en Coracora. Desde entonces se hizo tradición el repetir las circunstancias en que la Virgen llegó al pueblo, los distintos acontecimientos de la fiesta recrean los momentos que precedieron a la llegada de la Virgen.

LA ENTRADA DE CHAMIZA

Es la llegada de los indigenas de los alrededores al pueblo, encabezada por el "Capitan de Chamiza" o "chamicero". Acompañados de una banda de músicos hacen su ingreso por la entrada de la ciudad y la recorren por sus calles principales, con llamas cargadas de chamizas (retamas de flores amarillas) y yaretas (plantas de las zonas altas) que queman como señal de alegría. A las 8 de la noche comienza a arder las piras colocadas en montículos, estas plantas al arder producen pequeñas explosiones y ruidos que en la oscuridad de la noche incitan al regocijo. Esta tradición podría interpretarse como una forma de purificar el viento en un cielo como el de Coracora, limpio y cargado de estrellas. Es un homenaje que ofrecen a la Virgen, los campesinos de las alturas (punas), los "llameros" (arrieros de llamas) y los "guamanguinos" (arrieros o transportistas de mulas).

LOS NEGRITOS

Se trata de cinco niños de edades entre cinco y ocho años, todos son varones, pero uno de ellos está vestido con ropas de niña y porta un tambor con el cual acompaña los cantos y poemas en homenaje a la Virgen (loas). Acompaña a los negritos el "El Panizo", personaje vestido con botas largas, pantalones estrechos, levita o saco negro y máscara roja, porta un látigo con el cual dirige a los negritos. Camina de una forma extraña y aparece como un bufón o payaso. Simboliza la llegada de los negros esclavos y su amo español (Panizo), que enfermo por el viaje, no puede ver bien por los efectos de la exposición prolongada al reflejo del sol en la nieve, además cojea, lo cual produce la burla de la gente (de mayoría indígena) quienes lo reciben entre sonrisas, y él agradece sorprendido.

 

FIESTA OF THE VIRGIN OF THE SNOW

The central party of the city takes place in the month of August, beginning the 5 and finish the 9. The party is in honor of the Virgin of the town (patrona), the Virgin of the Snow, whose festivity is precisely August 5 in several parts of the world. The party to the Virgin Maria goes back to the XVIII century when the Episcopal curia of the Cuzco solicits a reproduction of the Virgin of the Snow to Spain. The image of the Virgin arrives to the port of Chala and it begin their transfer for earth toward the Cuzco. It is not completely clearing how the devotion of the Vírgen arrived, the one which is known is that the revered image that preserve in the principal church of the town, it was brougth for one Spaniard, named Panizo, who was taken it upon to transfer the image to the Cuzco, but he was surprised for a great storm of snow and in order to protect the image, he ordered to their slavery that they place it in a cave of the snowy Pumahuiri, near to the city of Coracora and in the in route to the Cuzco. The and their group of servants and black slavery, they had to search for refuge until finish the storm, but some natives, pastors of llamas saw to the Virgin in the cave and considered the act like a miracle for which they transferred the town it. Panizo that was affected for the reflection of the snow and almost blind, he considered that the Virgin there was arrived already to their destination and he decided to follow their in route to the Cuzco leaving to the sacred image in Coracora. Since that moment became tradition the repeat the circumstances in that the Virgin arrived to the town, the different events of the party they recreate the moments that preceded to the arrival from the Virgin.

The entrance of "chamiza".- it is the arrival of the indians from arround the town, headed by the "Capitan of Chamiza," or "Chamicero", accompanied they of a group of musicians make their admission for the entrance of the city and they walk for their principal streets, with llamas loaded of "retamas" (chamizas) and "yaretas" (plants of the highlands) that burns like sign of happiness. At 8 o'clock in the night begin to burn the pyres placed in mounds, these plants upon burning produces small explosions and noises that they in the darkness of the night incite to the rejoicing. This tradition could interpret the peasants of the highlands (punas) like a homage that they offer to the Virgin, and the small merchants travelers (whit your mules and llamas).

The "Negritos".- it is been about 5 children of ages between 5 and 8 years, all are males, but one of them is dressed like a girl and he has a drum that accompanies the songs and poems in homage to the Virgin (loas). Accompany the "negritos" a personage dressed with long boots, pants straits, levy or black sack and red mask, he has a whip and directs to the "negritos". He walk of a strange form and appear like a mummer or clown. He symbolize the arrival from the black slavery and their Spaniard master (Mr.Panizo), that sick person for the journey, he could not see well for the effects of the exposition prolonged to the reflection of the sun in the snow, he also limp, which produce the make fun of the people (Indian majority) whom they receive it between smiles, and he thanks surprised.